Partido Federal - Sitio Oficial

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

Historia Federal - La Guerra del Brasil

E-mail Imprimir PDF

La guerra de Brasil  había sido la excusa para la formación de la Presidencia. El éxito de la campaña terrestre contrastaba con el fracaso en levantar el bloqueo sobre los puertos argentinos por parte de la flota brasileña. Eso llevó a un desafortunado tratado de paz firmado por el enviado del presidente Rivadavia, que al ser conocido le costó la presidencia a éste.
Poco después era disuelto el Congreso, y la provincia de Buenos Aires reconquistaba su autonomía provincial; su primer gobernador, electo en elecciones relativamente democráticas, fue Manuel Dorrego . Éste se entendió con los dirigentes federales del interior, que le delegaron las dos atribuciones que quedaban de un gobierno nacional: la responsabilidad por lo que quedaba del ejército en campaña en la banda oriental , y las relaciones exteriores de todas ellas, incluida la capacidad de decidir sobre las relaciones de paz y de guerra.
El gobierno de Dorrego fue relativamente favorable a las clases bajas, y los aristócratas se sintieron atacados por esa política. Se pronunciaron en su contra, al menos en la ciudad, casi todos los dirigentes.
En reemplazo del disuelto Congreso, se reunió en santa fé una "Convención Nacional" de representantes de los gobiernos provinciales. Éste tenía como misión sentar las bases constitucionales del país por medio de tratados entre las provincias.
Pero Dorrego, a pesar de sus intentos de continuar la Guerra del Brasil, no tenía fondos para hacerlo. El el banco de la provincia de Buenos - Aires, controlado por capitalistas ingleses, le negaba créditos para ello, siguiendo la política del embajador inglés,john Ponsomby . De modo que Dorrego se vio obligado a firmar la paz en las condiciones exigidas por Ponsomby. La principal de ellas era la independencia de la Provincia Oriental, como Republica Oriental de Uruguai.


Los oficiales del ejército se sintieron ultrajados por el tratado de paz, ya que creían que había sido firmado cuando ellos aún estaban en condiciones de continuar la lucha. Al frente de ellos se puso el general Juan Lavalle, que había tenido un conflicto personal con el partido federal porteño. Disgustado por el tratado de paz, se alió con los opositores de Dorrego, muchos de ellos comerciantes que habían exigido a éste que firmase cualquier tratado de paz con tal de ver levantado el
bloqueo y detenido el flujo de dinero al ejército y la flota. Lavalle y sus aliados no parecieron percibir que se oponían a Dorrego por razones opuestas.

Lavalle llevó de regreso la mitad del ejército a Buenos Aires a fines de noviembre de 1828; en pocas horas se puso de acuerdo con los dirigentes unitarios para derrocar a Dorrego.


Última actualización el Martes, 26 de Septiembre de 2017 20:21  

Encuestas

¿Quién está en línea?

Tenemos 57 invitados conectado(s)

La Hora del Federalismo

Banner

Newsflash

USO DE DATOS, NUEVO PASO imPROpio

 

En un nuevo paso en falso, el gobierno macrista da nuevas evidencias de estar en una suerte de barco sin rumbo, rodeado de amparos judiciales que condicionan su gestión. Ante la evidencia de abandonar las normas constitucionales, los diarios Clarín y La Nación, hoy decidieron abandonar su apoyo manifiesto al Poder Ejecutivo. La innecesaria exposición del tema Tinelli, cuando el Presidente tiene asuntos mucho más graves por resolver. La imagen de superficialidad y falta de prioridades que muestra la dirigencia gubernamental se expanden por la sociedad.