Partido Federal - Sitio Oficial

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Partido Federal - Sitio Oficial

Reunión entre Manuel Dorrego y Bolivar

E-mail Imprimir PDF

dorrego

El año 1825 marca para Dorrego un acontecimiento trascendente derivado del viaje que realiza al Alto Perú.  Los motivos de su

traslado al norte no aparecen del todo claros, si bien un negocio de minas es la finalidad visible del mismo, pero las consecuencias de este viaje son para Dorrego muy importantes, pues introducen un elemento nuevo en su concepción de la situación política.

¿Qué impulsa a Dorrego a dirigirse hacia donde Bolívar saborea el manjar del poder ilimitado y de la adoración de los pueblos?  Nada hasta el momento ha indicado en él una inclinación por el ídolo de varias nuevas naciones americanas.  Su preocupación dominante parece ser la de la defensa del suelo oriental y la lucha por los ideales del partido popular que lo tiene como líder.

De pronto, cuando la situación con el Brasil ha llegado a un punto en el que una definición tiene que ser inminente, Dorrego se siente acuciado por el deseo de dedicarse a los negocios mineros, y abandona todo lo que constituye su interés inmediato para viajar al Alto Perú, que se independiza con el nombre de República Bolívar.

Algún plan secreto lo mueve, pues le hubiera sido fácil aceptar el ofrecimiento de Rivadavia para desempeñar la legación en Colombia, o el que le formula el nuevo gobernador para las mismas funciones en el mencionado país, combinadas con tareas en Perú. (1)

Este hombre inquieto busca a la distancia lo que en su propia tierra no existe: un libertador para la provincia oprimida, un jefe militar que no conozca obstáculo capaz de oponerse a sus designios.  Y Dorrego no es el único que ha pensado en Bolívar.  Hay en Buenos Aires una corriente favorable a su venida.  Los periódicos claman por la intervención de Bolívar, a lo que el gobierno se niega rotundamente, temeroso de su arrolladora política continental.  El mismo Dorrego ha escrito en “El Argentino”:

“No hay que temer; los vencedores de Ayacucho están sobre el Desaguadero.  ¿Qué no vengan para arrojar también a los portugueses!…  Hagan las Provincias del Río de la Plata lo que deben.  Apresuren la libertad de su territorio de todo poder extranjero…” (2)

Cuando Dorrego viaja al norte, las tramitaciones están bastante maduras, porque, además, Bolívar tiene en Buenos Aires un agente que trabaja activamente en su favor.  Es el Deán Funes, encargado de negocios de Colombia.  Para anunciar el viaje de Dorrego le escribe al libertador del norte:

“Yo no puedo malograr la ocasión que se me presenta de saludar a V. E. partiendo de esas regiones uno de nuestros más recomendables compatriotas, y de los sujetos cuyos sentimientos están más en contacto con los míos.  Este es el señor coronel Manuel Dorrego, quien tendrá el honor de hacer a V. E. una visita en mi nombre.  Yo nada puedo añadir a lo que la fama ha publicado en cuanto al espíritu marcial de este militar, y creo que el tacto fino de V. E. en materia tan de su fuero, valdrá más que cuanto yo pueda decirle.  Por lo demás, entiendo que no son los negocios públicos los que lo llevan a esos destinos, con todo,  siempre que V. E. tenga a bien tocárselos, yo puedo asegurarle que encontrará en su exposición ideas muy exactas y de mayor interés”.

Como se aprecia, es en su carácter de militar que Dorrego es presentado a Bolívar por Funes, es decir, como un hombre útil para una campaña libertadora, aunque el motivo del viaje sea de índole particular.

 

Última actualización el Martes, 26 de Septiembre de 2017 15:05 Leer más...
 

Historia Federal - La Guerra del Brasil

E-mail Imprimir PDF

La guerra de Brasil  había sido la excusa para la formación de la Presidencia. El éxito de la campaña terrestre contrastaba con el fracaso en levantar el bloqueo sobre los puertos argentinos por parte de la flota brasileña. Eso llevó a un desafortunado tratado de paz firmado por el enviado del presidente Rivadavia, que al ser conocido le costó la presidencia a éste.
Poco después era disuelto el Congreso, y la provincia de Buenos Aires reconquistaba su autonomía provincial; su primer gobernador, electo en elecciones relativamente democráticas, fue Manuel Dorrego . Éste se entendió con los dirigentes federales del interior, que le delegaron las dos atribuciones que quedaban de un gobierno nacional: la responsabilidad por lo que quedaba del ejército en campaña en la banda oriental , y las relaciones exteriores de todas ellas, incluida la capacidad de decidir sobre las relaciones de paz y de guerra.
El gobierno de Dorrego fue relativamente favorable a las clases bajas, y los aristócratas se sintieron atacados por esa política. Se pronunciaron en su contra, al menos en la ciudad, casi todos los dirigentes.
En reemplazo del disuelto Congreso, se reunió en santa fé una "Convención Nacional" de representantes de los gobiernos provinciales. Éste tenía como misión sentar las bases constitucionales del país por medio de tratados entre las provincias.
Pero Dorrego, a pesar de sus intentos de continuar la Guerra del Brasil, no tenía fondos para hacerlo. El el banco de la provincia de Buenos - Aires, controlado por capitalistas ingleses, le negaba créditos para ello, siguiendo la política del embajador inglés,john Ponsomby . De modo que Dorrego se vio obligado a firmar la paz en las condiciones exigidas por Ponsomby. La principal de ellas era la independencia de la Provincia Oriental, como Republica Oriental de Uruguai.

Última actualización el Martes, 26 de Septiembre de 2017 20:21 Leer más...
 

El federalismo Porteño

E-mail Imprimir PDF


En agosto de 1827 la Junta de Representantes de la provincia eligió gobernado y a Manuel Dorrego quien, por mandato del Congreso, quedó encargado de las relaciones exteriores.

La sublevación comenzó a causa del descontento de los jefes y oficiales del ejército que regresaba del Brasil: éstos pensaban que el ejército era la única fuerza que podía organizar al país y se propusieron hacerse cargo del gobierno.
Los unitarios porteños se unieron a Lavalle con el objetivo de eliminar a Dorrego, hecho que también convenía a los intereses de los autonomistas bonaerenses Unitarismo del interior


En el transcurso de las guerras civiles argentinas, hubo al menos cinco oportunidades en que el centralismo se enfrentó al federalismo en las provincias del "Interior", las que no tenían salida al mar ni a los grandes ríos.
En otro orden de cosas, en el Interior, Bustos y Quiroga manifestaban aspiraciones hegemónicas. Al mismo tiempo, en Buenos Aires, el gobernador federal Manuel Dorrego gestionaba una serie de acuerdos con las demás provincias, para impulsar la reunión de una convención con el fin de establecer las bases para la realización de un nuevo congreso, que organizaría institucionalmente el país.
Los pactos firmados entre Buenos Aires y las provincias litorales establecieron que la convención se reuniría en la ciudad de Santa Fe.

 

 

Última actualización el Martes, 26 de Septiembre de 2017 18:27 Leer más...
 

RUMBO A LAS GENERALES DE OCTUBRE!!!

E-mail Imprimir PDF

 

''NI CON LOS DE ANTES , NI CON LOS DE AHORA!''

LLEGO LA HORA DEL FEDERALISMO !!

 

LISTA 8 PARTIDO FEDERAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TU VOTO TIENE VALOR , VOTÁ LISTA 8
RUMBO A LAS GENERALES DE OCTUBRE!!!
PARTIDO FEDERAL PINAMAR

ALICIA MAJUL - CANDIDATA A CONCEJAL

PARTIDO FEDERAL

Última actualización el Martes, 26 de Septiembre de 2017 15:05
 


Página 5 de 148

Encuestas

¿Quién está en línea?

Tenemos 40 invitados conectado(s)

La Hora del Federalismo

Banner